ANTONIO RICO


EDITORIAL

Un Estado que ya no equilibra las diferencias y le saca al que menos tiene



Fecha: 15/06/2017   13:55  |  Cantidad de Lecturas: 2708

Que se toque a los discapacitados marca a las claras hacia dónde vamos: ha desaparecido la palabra “inclusión”, cada vez cuesta más comer, trasladarse y pagar los servicios, en una brutal transferencia de riquezas desde los que menos tienen hacia los más poderosos, algo que nunca terminó bien en la historia de nuestro país


Cargando Audio...
Antonio Rico (Rico al Cuadrado)


Mientras muchos en política hablan de dónde van a estar y cómo se van a ubicar, hay mucha gente que está tocando fondo. Y el hecho de que se toque a los discapacitados marca a las claras hacia dónde vamos.

Un discapacitado, una persona con capacidades diferentes o como le quiera decir, es una persona que corre con desventajas. Tiene, en esta historia de vida, en el caminito que le tocó, ciertas desventajas. Y no solamente él, sino su familia.

Ha desaparecido la palabra “inclusión”. Muchas veces me pregunté qué hubiera sido de mí si hubiese nacido en una familia muy humilde, sin papá o sin mamá o con alguna discapacidad. ¿Sería quien soy hoy? Seguramente, no. Y uno no elige lo que le toca.  

Es el Estado quien advierte las diferencias y actúa en consecuencia. Te doy la computadora, pero andá a la escuela y ponete las vacunas. ¿Habrá excepciones? Sí, las habrá, pero no son la regla.

Es el Estado el único que puede encontrar una solución. Y la misma no es que te llegue una factura de luz, de gas, de agua dos o tres veces más. Que cada vez cueste más comer y trasladarse. Esto no es inclusión. Es transferencia de riquezas. Cago al débil para el que vende la electricidad, la leche, el que tiene el dominio y que ahora gana más plata. Es así de simple.

Esto nunca termina bien. Nunca, en la historia cuando las diferencias entre los que más tienen y los que menos se hacen cada vez más grandes, y se va a agrandar. No podemos pensar que hay ingenuidad en lo que se hace. “Me equivoqué al sacarle dinero a los discapacitados”, “me equivoqué al sacarle el 13% a los jubilados”. No se equivocan. Le dan al que más tienen, sacándole al que menos. Y dejan un sector de gente que termina viviendo de la dádiva de mamá, papá, un hermano o el que sea.

Antes quizás no tenías que ayudar a tu mamá o a tu papá porque le alcanzaba para vivir y pagarse los remedios. Ahora no. Deja de ser el Estado el que equilibra las diferencias, y lo delega para que se arreglen los que no tienen. Esto es una mierda. Genera enfermedad, angustia, impotencia.

Y esto se va a la mierda como dijo Melconián. Pero si sucede, y la guita la tenés afuera, tu barco es muy grande como para que las olas te lo tumben. Las olas van a tumbar las piraguas y las canoas, alguna lanchita. No va a tumbar al crucero.

Todos saben que este camino, más temprano que tarde, nos lleva a la mierda. Si quieren jugar al sálvense quien pueda, jueguen. Para muchos no quedan casi luces en el camino. Están empujando a la gente a delinquir. Ellos estarán tranquilos, porque viven en countrys, porque tienen cámaras de seguridad, vigilancia privada o se pueden ir al exterior.

*Antonio Rico en “Rico al Cuadrado”, jueves 15 de junio de 2017.



Fuente:  15 de junio de 2017 (Rico al Cuadrado – DERF)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados